Mejoramos el retorno de la inversión en I + D
Joaquín Cusí

TECH TRANSFER TALKS

Joaquín Cusí es director ejecutivo y fundador de UAP – Urban Air Purifier, una start-up barcelonesa que ha desarrollado un dispositivo que limpia el aire contaminado de las ciudades tanto en interiores como en exteriores.

El motivo de esta entrevista ha sido la recepción del galardón a la mejor iniciativa sostenible dentro de la última edición de la KIMconference “Tangibilizando la innovación”

¿Cuál está siendo la acogida del mercado de este dispositivo?

Bien. Lo sorprendente es que el mercado que mejor nos está reaccionado es internacional, más que local.

Tenemos ya preparado el mercado en Tailandia, en Chile, en Perú, en Méjico, en el Reino Unido, en India, y aquí, entre elecciones y movimientos políticos varios, pues está la cosa algo más parada. Pero todo se andará, y la verdad es que estamos muy contentos del entusiasmo simplemente. Lo mejor es que hemos sido comparados con otras soluciones y nos eligieron a nosotros porque les parecía la más eficaz y la más firme en cuanto a resultados, y por esto ya estamos con ellos poniéndonos en marcha con proyectos importantes.

¿Y cuándo podremos ver los primeros dispositivos en funcionamiento?

– Hombre, yo espero que en este mismo año ya habrá unidades instaladas. Todavía no sé en España si será antes en Madrid o en Barcelona o en alguna otra zona, porque el interés se ha demostrado también en otras zonas de España. Y a nivel internacional, será pronto. De hecho, ya estamos fabricando para Chile, y entonces será en agosto o en septiembre que se instalaran ahí las primeras unidades.

La contaminación atmosférica en nuestras ciudades parece no ser un tema prioritario en la agenda de las Administraciones. ¿Compartes esta opinión?

Un poco sí. Un poco sí porque lanzan el problema a un futuro de coches eléctricos y bicicletas maravillosas por todas las ciudades, pero esto es un futuro no muy cercano, estamos hablando de quizás de 10 o 20 años, mientras que el problema es hoy mismo.

Por suerte, tanto la ONU como la OMS o la UE han puesto esto en lo más alto de las prioridades. De hecho, ahora es la prioridad número 1, combatir la contaminación en el aire, porque se ha visto la cantidad de enfermedades asociadas, el repunte de casos de ictus, de asmas, de mal desarrollo embrionario o de mal crecimiento de los niños, de menor rendimiento de los niños en los colegios.

Hay un estudio de aquí, del Instituto de Salud Global, y estudios que se ve cómo afecta nuestro rendimiento potencial, ya no solo las enfermedades sino en nuestra vida normal. Nosotros, nuestros equipos en la fábrica, cuando estaban funcionando por ahí la gente notaba el mejor aire, yéndose a casa sin cansancio, sin dolor de cabeza, impresionante como el mal aire nos afecta. Por esto hay tantos estudios, la Fundación Española del Corazón están levantando la voz de alerta.

Y entonces, por eso creo que nosotros estamos presentando la solución para hoy, para ya, para reducir la contaminación mientras llegan las nuevas generaciones de vehículos y mientras cambian las maneras de vivir.

¿Y qué podemos hacer los ciudadanos a título particular para mejorar la calidad del aire que respiramos?

De entrada, evitar las zonas de alta contaminación. Yo voy en moto y sé que cada vez que entro en un túnel es complicarme la vida. Por lo tanto, ya intento evitar esto. El que practica deporte, intentar evitar las zonas donde hay mucho tráfico. Al final es protegerte. También hay estas máscaras para los que van en bicicleta, los pobres tragan todo lo que no está escrito.

Entonces, evitar siempre las zonas de máximo tráfico, evitar ir detrás de los coches. Si podemos ir nosotros en transporte público o caminando, lo ideal al final es ir caminando, pero esto tampoco te protege de la contaminación. Para evitar exponernos, evitar las zonas de máxima concentración.

¿Cuál es vuestro próximo gran reto en materia de innovación?

Mira, para el mismo producto estamos ya haciendo estudios, nos están ayudando un par de universidades, para hacer economía circular y residuo cero. Porque claro, destruimos los gases, pero captamos un montón de partículas y los filtros salen negros. Entonces, la normativa dice que los mandemos a reciclar, pero nosotros lo que queremos es reconvertir esto para generar residuos cero. Estamos pidiendo qué material si sirve como fertilizante o para qué sirve. Hemos hecho un análisis muy profundo de qué contiene en función de dónde hemos sacado la contaminación para ver qué podemos utilizar con esto. La idea es eso: economía circular y residuo cero. Eso es ser verdaderamente sostenible.

Y ya para acabar, ¿qué consejo empresarial desearías haber recibido?

“Piensa qué puedes aportar y qué sabes hacer y lánzate a ello.” Porque al final lo que interesa es a qué necesidad puedes tú dar una solución de un modo más eficiente o agradable. De ahí han surgido cosas, por ejemplo, un smartphone no era una necesidad, pero era una manera más eficiente de utilizar un equipo.

Creo que ahí no es inventar por inventar, sino ver si hay una necesidad o un problema, e ir a por él si tú tienes una capacidad para dar una solución.

Knowledge Innovation Market - KIM